Golpe maestro de los grandes estudios de Hollywood para quedarse con los cines

La pandemia ha acelerado la transformación dentro de una industria en la que China toma la delantera mientras los ‘majors’ se preparan para arramplar con las salas.

El pasado 7 de agosto en la prensa cinematográfica saltó la noticia de que una juez de la Corte Federal de Nueva York, Analisa Torres, aceptó la moción del Departamento de Justicia de Estados Unidos para derogar el Paramount Consent Decreet, una ley antimonopolio que desde los años 40 regula la cadena de producción-distribución-exhibición para evitar que los grandes estudios, las ‘majors’ -Disney, Warner, Paramount, Universal, Columbia/Sony- se hiciesen con el pastel completo. A partir del juicio Estados Unidos vs. Paramount Pictures, en 1948 la Corte Suprema decretó que los mismos que producían una película podían distribuirla, pero no podían ser dueños también de las salas de cine donde proyectarla, ya que entonces el cine independiente partiría con (más) desventaja en las ventanas de exhibición. Es decir, el Juan Palomo de Hollywood se consideró ilegal.

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *